jueves, 21 de junio de 2018

«Toda la verdad», de Karen Cleveland, o seis quizá


Una entretenida intriga sobre las falsas apariencias y los estudiados comportamientos. Mezcla, esta, aderezada con una pizca de acción y decorada con la figura del clásico doble agente a descubrir. Fácil de leer, el refrescante cóctel está servido y hay que decir que deja un buen sabor de boca final.

El equilibrio entre verdad y mentira bascula durante todo el desarrollo de la trama y el debate entre cuánto de verdad hay y cuan veraz resulta el comportamiento de los dos protagonistas se abre —uno porque esconde, otra porque se esconde— propiciando un gran interés en llegar al final a la espera de que la balanza se decante hacia «Toda la verdad». O, tal vez, toda la verdad sea una quimera que novelada te lleve a pronunciar demasiadas veces la palabra «quizá».

La intriga


Vivian, brillante analista de los servicios de contraespionaje de la CIA, madre y mujer. Creadora de un algoritmo informático destinado a destapar una red de agentes encubiertos rusos. Un espejo de ceros y unos que le devolverá una imagen inesperada, la de aquel a quien «conoce» tan bien: Matt, su marido.

Enfrentada a esa realidad escondida tras la pantalla de un ordenador en lo laboral, tras una fachada cargada de amor y tiernos gestos en lo personal, se debatirá entre proteger a su país o su vida familiar.

Una manipulación orquestada y una memoria USB serán los interruptores que apagarán la luz de su sentido común, marcando un antes y un después que desencadenará una espiral de órdenes subliminales muy difíciles de prever. O quizá lo fácil sea negar la evidencia y recrearla a nuestra conveniencia para sencillamente sobrevivir.

Los personajes


Son como son, son como la autora quiere que parezcan o quizá son como los lectores finalmente decidamos perfilar.

Antes de... Un idílico encuentro, una romántica e inesperada pedida de mano y un hogar. Vivian y Matt, una perfecta y patriótica pareja americana con cuatro hijos. Él, Matt, enamorado de Vivian y padre entregado: un ciudadano estadounidense ejemplar, el compañero de viaje soñado y un alma gemela construida o no. Ella, Vivian, brillante en su trabajo y feliz con su vida familiar.

Durante... Él, ruso de nacimiento o eso dice. Espía o eso parece. Un enigma o eso transmite...Vivian, en este orden, madre, mujer y analista.

Al final.. Vivian analista, madre y mujer otra vez y él... Él es un personaje de ficción.

Los estados


La capacidad de la escritora para hacernos vivir la tensión y la angustia que padece la protagonista nos sumerge de lleno en un remolino de sentimientos encontrados, de pensamientos racionales minados por la debilidad inducida o no.

La duda se instala en la mente analítica de la protagonista. Se hace buenas preguntas, se da buenas respuestas, analiza el pasado, pero... Concluye en el desconcierto y los lectores también. No es fácil asumir la irrealidad de lo «real», no es fácil ver al cercano como enemigo. Hemos dudado con ella, de nuevo, cuando la autora ha querido, hemos sufrido con y por ella cuando ha querido también. O quizá hemos visto lo que hemos querido o podido ver.

La debilidad


Todos tenemos un punto débil, un resquicio por el que se puede penetrar minando nuestra capacidad de dilucidar entre lo correcto y racional y que derrumba nuestra inteligencia emocional. Quizá sea mucho presuponer que CIA es sinónimo de inquebrantable e impenetrable... El comportamiento de Viv gira en torno a su instinto maternal y, en este sentido, el chantaje emocional está servido junto a una jarra de kvas.

Las reflexiones


Qué serías tú capaz de hacer por un ser querido. Cómo afrontarías el hecho de toparte con una realidad que te es ajena y desmorona las vivencias de tu pasado más cercano. Cómo dilucidar en quién confiar...

La realidad puede ser un sueño que se evapora, una impactante verdad que al final dará a la vida de Viv, a la nuestra, el verdadero sentido que siempre debió tener. O quizá no esconda más que otra oscura mentira más.

Los mensajes


De cara a la vida... Detrás de la perfecta normalidad, se puede esconder lo inimaginable. Posas un dedo en ella, en este caso el cursor sobre una carpeta que se encuentra en el escritorio de un ordenador, y cae como un castillo de naipes.

De cara a la ficción... Una mirada, dos palabras apenas vocalizadas y el efecto sonoro de un pájaro de hierro surcando el cielo siempre resultará un cinematográfico y efectivo final. O quizá sea la única forma, sin ningún atisbo de duda, de que por fin estemos seguros de una clara y gran verdad en «Toda la verdad»: esto continuará...

24 comentarios:

  1. Qué buena reseña! Y sí, el final es totalmente de cine. ¿Podría haber una segunda parte? No sé. Si perfila un poquito mejor el personaje de Matt, que se me ha quedado un tanto desdibujado, vale.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Margari. Estoy convencida de que habrá una segunda parte y tendrá que tirar de Matt o reinventar una nueva Viv, una más despierta... A mí Matt también me ha sabido a poco. A ver si hay continuación y aprendemos un pelín más de ruso. Un abrazo, guapa.

      Eliminar
  2. Una reseña en la que has sacado a pasear tu maestría y has hecho encaje de bolillos, dejando todos los cabos atados y bien atados. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Ángela. Maestría poca... Pero viniendo de una persona con una sensibilidad como la tuya, me voy a permitir hoy el disfrutar de que es así. Un abrazo enorme, amiga.

      Eliminar
  3. A mí la intriga familiar, las indecisiones, la angustia que ella arrastra toda la novela es lo queme ha mantenido enganchada a la trama. Hubiese dado de tortas a Vivian en más de una ocasión, pero creo que ese es el juego que ha querido establecer la autora con los lectores. Buena reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el juego era ese sin ninguna duda y la autora ha conseguido provocar en el lector lo que ella quería. Luego nosotros, lectores europeos, pues quizá echemos de menos algún o algunos ingredientes que siempre encontramos en este tipo de novelas. Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  4. La novela ya la he valorado a nivel personal, pero si tuviese que hacerlo con tu reseña, te pondría cinco estrellas. Rozas la perfección y no es fácil cuando te has especializado en ir a lo importante de la manera más sucinta posible.

    ¿Habrá película? Está claro, porque no es que sea cinematográfica o no, sino que ya se han comprado los derechos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chouette, Ana. ¿Cuándo me las vais a colocar en la pechera? Ja, ja, ja. Dejando las bromas a un lado, estoy convencida de que a parte de la película habrá una continuación. El desarrollo de la trama así lo indica... Veo hasta una serie de televisión. Otra cosa es lo que suceda al final. Un beso y un abrazo.

      Eliminar
  5. Una fantástica reseña, detallada y concreta, no se puede contar mejor la historia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pilar. Me ha costado muchísimo, porque yo solo hubiera escrito dos palabras: ¡espabila, Viv! Me he pasado toda la novela con las ganas de que se pusiera el mundo por montera. Qué angustia... Un abrazo, querida.

      Eliminar
  6. Estoy segurísima de que Toda la verdad continuará. Y pienso que esta vez, el personaje de Matt será más desarrollado, ya que hay que conocer que razones hay detrás para maquinar todo lo que maquina.
    Comparto contigo tus impresiones, a ratos ha sido bastante angustiante, conocer los sentimientos de Viv y si te digo que me dieron ganas de entrar en la trama, para darle un meneito, no miento. Habrá que esperar a ver si sale esa segunda parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De tu misma opinión... Otra cosa será lo que suceda, porque el mundo editorial... Pero tanto el final, como el poco desarrollo de todo lo que solo roza a Viv, ella ha sido la protagonista total, hacen pensar en una continuación. Y si la hay, él tendrá que tener mayor protagonismo. De Viv ya lo conocemos todo. Y sí, Loreto, yo la hubiera zarandeado hasta hartarme... Qué angustia. ¡Si lo ha tenido delante todo el tiempo! Blanco y en botella: leche. Un abrazo y un placer compartir contigo, Loreto.

      Eliminar
  7. Vaya reseña más completita!!!!Si que es verdad que había ratos muy agobiantes donde yo pensaba: por dios, no se si a ella le va a dar algo, pero a mí fijo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Total, Clara. Nos ha pasado a la mayoría y creo que al final hemos pasado bastante más angustia que ella. Yo no me hubiera quedado con él bajo el mismo techo, no te digo más. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Buena reseña, no has dejado ni un cabo suelto. Estoy de acuerdo en que la autora ha querido dibujar así el personaje de Viv. También yo he sentido unas ganas enormes de zarandearla a ver si reaccionaba. Aún comprendiendo el enorme dilema moral que plantea la novela. Para mi gusto y como bien dices Ana M, tal vez en Europa nos falta ese exacerbado sentimiento patriótico tan característico de los americanos y quizás sea necesario para acabar de comulgar con la novela. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. Exacerbado pase, pero es que es demasiado característico. Súmale luego el coche familiar, las comidas familiares... Y la bandera en el jardín. Fuera de todo lo que dices Matt me ha sabido a poco. Nos hemos quedados sin saber cómo es y qué piensa de verdad. Un filón... Para la próxima entrega seguro. Estoy viendo como secuestran a alguno de los niños y cómo viaja la pareja a Rusia para... Un abrazo, Domi.

      Eliminar
  9. Hola. Yo también desatado la capacidad de la escritora en impregnar la novela de tensión. Es excitante todo el rato por saber como va a solucionar todo. Y el final es portentoso. No me lo esperaba. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isabel. Yo tampoco me esperaba ese final y es un gran golpe de efecto. Muy EEUU como toda la novela, además. A mí lo que más me ha gustado es lo primero que dices: la tensión. Ahí hemos estado con Viv o con ganas de darle un pequeño meneo a modo de despertador. ¿A que sí? Un abrazo, Isabel.

      Eliminar
  10. Hay que reconocer que la autora ha sabido jugar con el personaje de Viv y con nosotros como lectores, porque la hemos acompañado en sus decisiones, que no siempre hemos compartido (lástima no poder entrar en los libros y zarandear a los personajes, para que espabilen). Coincido con vosotros en que el personaje de Matt está poco perfilado, y que sí, que es posible que haya una continuación, porque filón hay en el patriotismo americano, y cómo actuar ante él. Hablando de tu reseña, como siempre, muy bien perfilada, tocando todos los palos y dando ganas a los futuros lectores de meterse sin pensarlo mucho en la trama. Fantástico trabajo el tuyo, Ana.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre tu primer punto es el gran acierto de la autora, el punto fuerte del libro. Nos ha hecho reaccionar, posicionarnos y continuar leyendo que no es poco. La oferta editorial es enorme... Somos europeos, mediterráneos y el éxito de esta novela, aun poniendo por delante que es entretenidísima, tengo claro que no va a ser el mismo según el lugar de origen del lector.
      Gracias por tus palabras, sigo de cerca tus reseñas e intento aprender. De momento sin mucho éxito de filtrar lo que a ti te sobra y a mí me falta, pero al menos estoy en ello. Un abrazo grande, Loli.

      Eliminar
  11. Tengo que reconocer que para ser la primera novela de la autora, el resultado no esta mal, que podría haber sido mejor, por supuesto. Creo que es una autora a la que habrá que hacerle un seguimiento. Tu reseña fantástica Ana, un buen ejemplo del "menos es más". Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Pedro. Como bien comentas en tu reseña, veníamos de leer al menos dos novelas negras de categoría superior. Esta está muy bien, pero es otro estilo, otra cosa... Teniendo en cuenta lo que acabo de escribir, pues debo darte toda la razón: no ha estado mal y hemos pasado un rato entretenido con ella. Un abrazo y un beso.

      Eliminar
  12. Todo es muy quizá en esta novela. Que razón tienes, amiga...
    Yo quizá esperaba mas, error mio, por supuesto y quizá ese final... muy buena reseña. Besos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Es que veníamos de leer alguna o algunas novelas con un nivel de profundidad bastante importante. Lo que quería lo consiguió, sin duda... O quizá, quizá... (Sonrisa) Un abrazo para ti bien fuerte.

      Eliminar