viernes, 6 de julio de 2018

«Escrita en tu nombre», de Amelia Noguera. Seis letras llenas de luz


Un texto sobre el querer como sinónimo de amar, desear y pretender, de segundas oportunidades, de afrontar el pasado y de vivir en plenitud. La piñata de la vida se presenta ante nosotros en forma de novela, de la que el lector recibirá a golpes de lectura variopintos regalos, pequeños y grandes, ejemplarizantes todos.
Dos grandes personajes nos brinda la autora y de la mano de este tándem conoceremos el amor en todas sus vertientes: Omid y Magdalena. Sus existencias se cruzarán con fugaces apariciones que desplegarán en 12 relatos cortos el amor al teatro, y/o a la música, al arte en general, al respirar, el amor al amor o una gratificante enseñanza que invita a reflexionar.

Una intimista y fecunda apuesta que dejará en el lector sensible una huella imborrable, porque su lectura se debe afrontar con la total seguridad de que el tamiz de nuestra sensibilidad también está escrito en alguno o cada uno de nuestros nombres.

La trama

Entre miradas de soslayo, posturas de yoga y una apuesta se inicia un conocimiento carnal entre un personaje que se niega a amarse así mismo, para después amar a los demás, y otro deseoso de recibir el amor que siempre se le negó.

Una historia de despertares y de superación ante la atrocidad que desembocará en un conocimiento del otro, transformando así el ansia de un roce en una natural necesidad:  la mera presencia del igual.

Una historia, en resumen, en la que la búsqueda del yo y el pleno desarrollo personal, exista el destino o no, acabará llena de luz.

Ella y sus nombres

Una mujer con dos caras hacia los demás, Magda y Malena, y una sola para ella, Magdalena. Viajaremos por sus anhelos adolescentes, su entorno, su ámbito social y profesional y conoceremos la condena no merecida que padece: la falsedad de lo vivido en el querer.

Una existencia, la de Magdalena, condicionada por el nombre de quien toma las riendas de la última decisión. Si Malena olvida y quiere vivir atada a un milagro convertido en bendición, Magda recuerda y vive atada a un milagro transformado en pesadilla.

A medida que Malena tiene más protagonismo en el escenario de la vida, la luz de Magda más se apaga. Una luz que rebotará en forma de perdón en aquel que la alumbrará hasta despertarla: Omid, su bendición.

El que hace despertar

Nacido como Nouri, agazapado bajo el nombre de Omid, es un superviviente de la pérdida, del desengaño y de la barbarie transformada en sensibilidad, cualidad esta transmitida a través de su forma de ser y de su música, pero no de su corazón.

Un corazón que no se perdona y que no debería pedir su redención. Al compartir ese pesar dejará definitivamente el pasado atrás sintiéndose esencial, se despedirá de un capricho voluble y despertará, por caprichos de la vida, el cuerpo y el alma de la condenada a la carencia y a la oscuridad

El nombre

Pegados los trozos de su corazón roto y resucitado lo dormido durante mucho tiempo en ella, enfrentado y asumido su pasado él, existirán unidos el uno para el otro y el otro para el uno con los nombres que nunca debieron perder.

Omid renacido Nouri y ella, escrita en su nombre, como símbolo de vida y de libertad, conocida a partir de su plena unión solo por seis sencillas letras llenas de luz: Malena.

24 comentarios:

  1. Muy buena reseña donde sintetizas todo lo que es la novela, una historia de personajes y sentimientos, besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Susana. Me ha gustado mucho más Omid que Malena. Muy curiosos sus puntos de vista cuando narran el mismo acontecimiento. Besos.

      Eliminar
  2. Magnífica reseña Ana, tan íntima e intimista como la propia novela. Mil besos. 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gema. No es una novela romántica. Es una novela intimista y con su lectura he entrado en modo camaleón. (Guiño ojo). 2000 besos.

      Eliminar
  3. Preciosa reseña. Has cubierto todo los flancos, que son muchos, con una sensibilidad más que notable.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. La sensibilidad siempre por delante y para todo. Escribir un libro cuesta muchísimo y el respeto por todos aquellos que dedican su tiempo a ello no se debe perder. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Una reseña fantastica Ana, yo aun no he leido la novela pero ya tiene lugar. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pedro. Si te decides a abordar el libro, que sea con calma. Lo más adecuado es realizar una lectura a pequeñas dosis. ¡Besos!

      Eliminar
  5. Qué reseña más bonita y sentida, Ana! Me has dejado con ganas de volver a leerla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Margari. Me has hecho reír. Bueno... La has leído recientemente. Si hay relectura, que sea un poquito más adelante. Un beso no, mil.

      Eliminar
  6. Espectacular Ana. Me ha encantado tu analogía de la vida con una piñata, por lo acertada. El ansia de un roce como necesidad natural define en parte la novela, tanto por su falta (con su ex marido) como por su descubrimiento con Omid. Y de otro tipo de roce igual de importante de Omid con su familia por la lejanía. El tacto es tan importante en todas sus vertientes... Un diez de reseña ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Domi. No ha sido nada fácil y, teniendo en cuenta esto, tu opinión vale el doble. Has hecho un buen resumen en dos palabras: piñata y tacto/roce. La trama es una piñata y si uno profundiza en ella, el roce lo es casi todo. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  7. Bonita reseña en la que no te has dejado nada en el tintero y bien tratada. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mari. Hay que acercarse a los libros y alejarse de ellos siempre desde el respeto. Besos.

      Eliminar
  8. Muy buenas

    Me ha gustado mucho como has estructurado esta reseña, separado por puntos. Concretamente muy especial el de ella y sus nombres y el detalle de que cuando una de sus personalidades está más presente las otras palidecen. Es uno de los puntos para mí mas llamativo de la novela junto a las historias de los no protagonistas.

    Has hecho una reseña muy especial y algo filosófica que creo que le va muy bien al libro porque también es un poco así.

    Gracias por compartir la lectura conmigo.

    PD. Yo también participé en la LC y puedes encontrar mi reseña en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Stiby. La novela tiene algunos detalles muy originales y dos de ellos son los que acabas de mencionar: las partes finales de los capítulos y el poner nombre a las diferentes maneras de comportarse de Magdalena. Un abrazo y ha sido también un placer compartir lectura contigo.

      Eliminar
  9. Una reseña de diez, Ana, en el mismo tono intimista de la novela, analizando trama y personajes en el camino en el que nos tienes acostumbrados. Es una novela para leer sin prisa, muy bien escrita, y como tal merece la atención del lector, y por supuesto su respeto. Novela de superación cuyo interés aumenta a medida que nos vamos zambullendo en ella. Ha sido un placer compartir lectura contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Loli. Muy importante lo que dices: hay que afrontar su lectura con calma para poder disfrutar de detalles que pueden quedar en la sombra si uno solo fija su atención en el hecho de que entre dos personajes surge el amor. Un abrazo caluroso.

      Eliminar
  10. Una reseña magnífica en la que has extractado lo mejor de la novela y les has dado brillo. Una lectura que nos lleva a la reflexión. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángela. Todas las lecturas deberían llevarnos a reflexionar... A veces es difícil por la temática, pero en este caso «Escrita en tu nombre» es perfecta para ello. Un beso, querida.

      Eliminar
  11. Muy buena visión global de la novela. Añadir que la narrativa es excepcional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Concha. Añado que el personaje top es Omid para mí. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Me encanta tu manera de enfocar las reseñas. Me encanta que vayas a lo medular y no te lies en extensas explicaciones técnicas.
    Para mí, ha sido una novela que debe leerse con calma, apreciando la narrativa y lo que la autora nos intenta decir.
    ¡Excelente reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Loreto. Eso es... Si uno no afronta esta novela desde la calma lectora, la visión general de la misma no será la misma. Otro consejo es no fijar solo la atención en el tronco Omid-Magdalena, hay algunas ramas del árbol magníficas (finales de capítulo). Un beso y un abrazo.

      Eliminar